martes, 8 de junio de 2010


Confesión de mujer

Quise ser objetiva, pero no puedo. NO puedo, primero, por ser mujer y segundo, por pertenecer a un movimiento de mujeres que día a día lucha contra la violencia de género, tanto dentro del ámbito de la Facultad, como en la sociedad en general. ¿De qué estoy hablando? De la producción de fotos de Victoria Vanucci, quién se fotografió como mujer golpeada.

Estoy enojada, indignada. ¡¿Hasta tal punto llegó el show para mostrar semejante barbaridad!? ¡¿Hasta qué punto llegó el valor del dinero por sobre la protección o la integridad de las personas!?

Es una burla a todos los movimientos de mujeres que trabajan para que este tipo de relaciones sociales cambien; es una burla a todas las mujeres que son víctimas de la violencia machista y que no tienen voz para contarlo.

Podría estar toda la noche escribiendo lo que siento, pero voy a guardar mis energías para seguir luchando contra este tipo de “personajes” que crean algunos medios de comunicación, justamente para poder cambiar la forma de comunicar y poder crear conciencia sobre la problemática de la mujer en la sociedad.

2 comentarios:

.. nati .. dijo...

un post muy a tiempO!!.. es vergonzosooo lo que nos está pasando como sociedad. Es terrible que una mujer necesite mancharse con colorantes, desgarrarse la ropa, y aparecer semidesnuda para fingir el dolor que evidentemente no ha sentido.

no entiende de la verguenza, del dolor y de la humillación que tantas mujeres pasan producto de estas situaciones. Me produce un profundo asco como la prensa de nuestro país, juega tan morbosamente con las historias de vida de miles de compañeras que se sienten representadas en cada marca y en cada grito. Es poco lo que puedo decir. Pero estoy segura de que es eso. Bronca y Asco ~*

besoO grandE ♥

Gregorio Kolbe dijo...

Lo único espectacular de nuestro "mundo del espectáculo" es la - ya sin límites - capacidad de transformar absolutamente todo en frivolidades listas para ser consumidas. Mientras más controversiales, mejor les parece. Y sé que catalogar de "frivolidad controversial" puede sonar a un oxímoron, pero lejos está de la metáfora el "show" televisivo.

Me parece tan inentendible que ni siquiera despertó en mí la indignación.

Publicar un comentario